• Instagram
  • Facebook

FICCIONES PIADOSAS

2017
 

"Mientras haya una persona que se la crea, no hay ninguna historia que no pueda ser verdad"

–El Cuento de Navidad de Auggie Wren, Paul Auster

Video Instalación: 4 piezas audiovisuales HD, silentes. Ordenadas numéricamente, cada una de ellas refiere a una situación. El video número I se proyecta sobre pared a escala humana. Los otros tres se reproducen en tablets desde atriles enfrentando de manera coral al video sobre pared. Todos corren juntos en bucle, en una suerte de interpelación mutua. Las cuatro piezas de video refieren poéticamente a “ficciones” construidas alrededor de la finitud y la fragilidad humana. Desde la pared se exhibe un número similar al que arrojan los sistemas de conteo online de la población mundial. Estos mecanismos responden a la aspiración humana de controlar la cantidad de nacimientos y muertes del planeta, como si ello fuera acaso posible. La obra se ríe de esa aspiración y burlonamente altera la lógica matemática y las secuencias de una cifra posible. Nunca sabremos cuántos humanos habitamos la tierra. Ese número, de poder ser conocido, sería posesión de algún tipo de saber divino y de ahí el lugar jerárquico en la instalación y su interpelación por las otras piezas. El número de la pared es un relato, una ficción. La cifra en su factura móvil emula un mecanismo descompuesto, ironizando sobre la idea del gran diseño de la creación y de la analogía entre Dios y un maestro relojero. Los otros videos refieren también poéticamente a otras “ficciones” construidas sobre limitaciones humanas. Una mano surge de la tierra y vuelve a ella en un continuo que alude a la reencarnación, un túnel, implora la posibilidad de un más allá, una línea de la vida se vuelve infinita. 

TEXTO CURATORIAL

Sólidos y coros, reversiones de una ficción

Por Mariana Rodríguez Iglesias.

 

MUESTRAS